Tres razones para perder valor como Jefe de Proyectos

Durante los años que llevo ejerciendo como jefe de proyectos, me he ido encontrando con diferentes personas que también lo eran, pero de un modo algo peculiar: el valor que aportaban a la empresa era bastante bajo.

¿Cuáles son las causas por las que un jefe de proyectos que empieza aportando un valor importante, deja de tenerlo?. Normalmente es porque las funciones del jefe de proyecto han cambiado con respecto a las originales, ya sea por decisión de la propia persona o por la empresa en la que trabaja.

Algunas de las razones de estos cambios se pueden leer en varios artículos de este blog, del que comparto las siguientes:

1. Sólo te dedicas a escribir

Tomar notas sobre las cosas que te van ocurriendo (reuniones de reporting, de absorción de información de detalle, etc.) y no realizar gestión y tomar decisiones baja el valor que aporta un jefe de proyectos, ya que no procesa los resultados de lo que está aconteciendo.

2. Sólo te dedicas a programar reuniones con todo el mundo

Un día dedicaré todo un artículo a explicar el problema general de la reuniones.

Si en lugar de tomar decisiones te dedicas a programar en el calendario reuniones con todas las personas involucradas para lograr que allí se tome la decisión, el valor que aportas es nulo.

3. Sólo te dedicas a validar el estado de los proyectos

En una ocasión un cliente me pidió precisamente que hiciera lo siguiente (aunque no se lo aconsejé): una vez al mes, obtener el estado de cada tarea del proyecto por parte de los miembros del equipo, y reportarlo en un informe. El cliente no podía pagar las horas de gestión necesarias y creía que así sería suficiente.

Fue fácil, delegué lo que me pidió en otra persona que no era jefe de proyectos y, aunque el cliente tuvo unos informes estupendos cada mes, el proyecto fracasó estrepitosamente. El problema suele ser que, averiguar el estado de un proyecto y reportarlo, no es lo único que se debe hacer para gestionar.

También te podría gustar...

1 Respuesta

  1. 21/02/2013

    […] viene a ser la cuarta razón que podríamos añadir a las comentadas en tres razones para perder valor como jefe de proyectos. Si sólo te dejas llevar por las interrupciones notarás que dejas de aportar valor, ya que el […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *